Estilo de vida sostenible

Cuando decidimos comenzar a llevar un estilo de vida más sostenible, a veces, no sabemos bien por donde empezar. Hemos pensado contar en este artículo nuestra propia experiencia para mostrarlo desde una perspectiva personal, esperamos que os guste.

Químicos que encontramos en los alimentos

Hace diez años, a raíz de un grave problema de salud de un familiar empezamos a informarnos sobre la alimentación ecológica y sobre todo empezamos a leer las etiquetas de los productos.

La sociedad en general solo valora el precio de las cosas, es lo que nos meten por los ojos, “los más baratos” “siempre en oferta” esto tiene un único fin, el consumo masivo. Terminamos comprando cosas sin sentido solo porque está “tirado de precio”.

Esto daña no sólo al medio ambiente sino el trabajo de muchas personas, que trabajan con prácticas que son más costosas de fabricar.

Si te paras a leer las etiquetas de los alimentos, a informarte de lo que llevan, de la cantidad de sustancias químicas aditivos, estabilizantes, conservantes, componentes artificiales que vemos tan normal porque están en los alimentos que podemos encontrar en un supermercado y que, lógicamente, no pensamos que sean malos porque son para consumo humano, pues lo son, no dejan de ser químicos innecesarios y que aunque pensemos que no influyen en nuestro organismo, si lo hacen, siendo en parte responsables de enfermedades.

Cambio de hábitos

En nuestro caso, no cambiamos de un día para otro nuestro frigorífico, pero si empezamos a buscar tiendas que apostaran por productos ecológicos.

La alimentación ecológica es aquella que se basa en ingredientes cultivados o elaborados siguiendo un método de producción que integra varios elementos esenciales:

  • empleo de procedimientos y técnicas naturales
  • respeto a los animales, la preservación del medio ambiente y la protección de la salud
  • productos que carecen de sustancias sintéticas en su proceso de cultivo (abonos, herbicidas, fungicidas, insecticidas)
  • ausencia de organismos genéticamente modificados, antibióticos y reducción a la mínima expresión de los procesos de transformación de los alimentos.

Fue entonces cuando pasamos de comprar menos en supermercado y más en pequeño comercio o cooperativas de alimentación ecológica alimentos ecológicos certificados.

Apostando por un negocio sostenible

Cuando abrimos nuestra tienda decidimos usar textil reciclado en nuestros diseños, en estos años, al igual que pasó con nuestros hábitos alimentarios, también hemos ido evolucionando, siendo más cuidadosas en el material que elegimos, no sólo que sea reciclado u orgánico, sino saber donde se fabrica, en qué condiciones laborales, apostando por proveedores españoles y llevando la sostenibilidad a todo nuestro proceso de diseño, producción y fabricación.

Fue cuando iniciamos la andadura de la tienda y entramos a formar parte de AMSE (Asociación de Moda Sostenible de España) cuando al igual que ocurrió con la alimentación, empezamos a informarnos y leer las etiquetas de la ropa que usamos a diario, la procedencia de las mismas o donde se fabricaban y en que condiciones laborales.

Estilo de vida sostenible

Nos dimos cuenta que nuestro armario estaba lleno de tejidos sintéticos, poliéster, viscosa o mezcla de tejidos, pero en su mayoría sintéticos que se fabrican a partir de derivados del petróleo.

Ese fue un punto de inflexión que nos llevó a ir cambiando nuestro armario por uno más sostenible.

Aún nos queda trabajo por hacer, porque nuestros hábitos de consumo son comprar poco y cuando lo necesitamos. Nunca nos ha gustado ir de tiendas ni que nadie nos diga como tenemos que vestir simplemente porque sea tendencia.

Cuando necesitamos ropa la compramos a pequeñas marcas que forman AMSE o externas, pero igualmente sostenibles. Nos aseguramos calidad, durabilidad, materia prima ecológica, diseños diferentes, creativos y en muchos casos artesanos y prácticas éticas en toda la cadena de producción y fabricación.

Estilo de vida sostenible, un modo de vivir

A día de hoy seguimos trabajando para aprovechar de manera consciente lo que la naturaleza nos ofrece, respetándola y minimizando nuestro impacto en ella.

Estamos apostando por el residuo cero cambiando productos de usar y tirar por productos reutilizables, y evitando al máximo los plásticos.

Un estilo de vida sostenible es una elección en la manera de vivir basada en minimizar nuestro impacto medio ambiental, pero también apostar por el respeto al trabajo digno de quienes nos proporcionan los productos.

Share this post

4 replies on “Estilo de vida sostenible

  • Oscar Delgado Sánchez

    Artículo muy interesante. La verdad que no nos damos cuenta o no queremos ver como se producen los alimentos que consumimos o la ropa que vestimos. Se nos mete tanto por los ojos lo barato que no valoramos lo que realmente importa.
    Debemos valorar, por encima de todo, dónde y como se producen los alimentos y ropas que consumimos. Si esto, además, ayuda a ser más respetuosos con el medio ambiente, mejor que mejor.
    Gracias por escribir artículos como este.

    Responder
    • Bolsos Monai

      Gracias Óscar por tu comentario, son los hábitos de consumo y lo que nos venden a diario como dices “lo barato” inunda los medios ,sin más estrategia que vender a toda costar, ese es el problema, aunque parece cada vez más gente apuesta por lo natural, ecológico, artesano y un consumo más responsable, aún queda mucho por hacer. Un saludo.

      Responder
  • Juan Marcos

    Ante todo, muchas gracias por esta nueva publicación, que nos ayuda a tomar conciencia del porqué es necesario cambiar algunos hábitos de nuestra vida, no sólo para ayudar a mejorar el planeta, o a que no empeore más, si no sobre todo, a mejorar nuestra salud.
    Destaco la importancia de saber que comemos y que vestimos, pues aunque pueda sonar a un manido tópico: somos lo que comemos, y añado, que somos también lo que vestimos.
    Ojalá que sigáis prosperando y pudiendo divulgar todo el conocimiento adquirido en vuestros años de experiencia, pues repercuten en la mejora de nuestra calidad de vida, en la mejora de las condiciones de salud del planeta y en que cada vez más comercios tomen conciencia y ayuden a hacernos llegar los magníficos productos, que como vosotras, ponen a nuestra disposición.
    De nuevo gracias!

    Responder
    • Bolsos Monai

      Hola Juan Marcos, muchas gracias por dejar tu comentario y seguir nuestro blog, no somos consciente de que tenemos que tener un equilibrio con el planeta y el medio ambiente, pensamos que los recursos son infinitos y no es así, debemos informarnos y recapacitar sobre ello y sobre nuestros hábitos de consumo. Gracias por tus buenos deseos, un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Para cumplir con el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) 2018, de 25 de mayo le informamos que, Mónica Moratinos Díez NIF 71128793M C/Jara 10 1º 47009 Valladolid 644324707 info@bolsosmonai.es En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Bolsosmonai estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.
Bolsos Monai
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?