Cómo viajar de manera sostenible [Ser responsable]

Como viajar de manera sostenible

Hoy en día cada vez somos más conscientes de que debemos aportar con nuestro granito de arena al cuidado del medio ambiente. Si estás en esa dinámica de cambio, no lo dejes, por pequeños que sean los cambios de hábitos que hagas, todo suma.

Vamos a ver cómo viajar de manera sostenible. Quédate con nosotras, ya verás qué tips tan interesantes te vamos a plantear para hacer que tus viajes sean un poquito más sostenibles a partir de ahora. 

Se puede viajar de forma sostenible

Como pasa con otras muchas cosas, no hay nada que sea 100% sostenible; siempre se va a generar algún tipo de impacto, pero sí que hay opciones para viajar de forma más sostenible minimizando el daño.

Ya sea a la hora de elegir un alojamiento, un medio de transporte, ciertas actividades o hábitos que la simple elección de una u otra alternativa influye en el impacto que generamos al medio ambiente.

Eso es lo que te queremos mostrar en el artículo de hoy, esas alternativas que son más respetuosas con nuestro entorno y tienen un menor impacto en la naturaleza.

¡Vamos a ver algunas de ellas!

Evita el turismo masificado

Es verdad que el turismo atrae dinero y riqueza al lugar ¿verdad? Podemos preguntarnos ¿qué hay de malo en ello? Pues cuando es un turismo de masas, termina provocando estragos. 

En ese tipo de lugares, los propios habitantes tienen que cambiar sus residencias por la excesiva subida de alquiler de algunos de sus propietarios, o la proliferación de alojamientos turísticos sin control, por no hablar de las aglomeraciones, el ruido etc…

Al final estos sitios tan sumamente masificados hacen que, pese a ser un lugar de ensueño deseado por cualquiera, la estancia no se disfrute como se debería.

Viajar fuera de temporada alta es una buena opción. Pero mejor aún, el mundo es tan amplio y lleno de lugares por descubrir ¿verdad? ¡Intenta diversificar!

Reduce tu huella de carbono

Hay maneras de reducir la huella de carbono. Evidentemente, no todo el mundo puede prescindir de viajar en avión pero, si realmente tienes que hacerlo, puedes calcular la cantidad exacta de CO2 que produjo tu vuelo y compensar esa huella de carbono. 

La mejor opción es donar a proyectos ecológicos directamente, preferiblemente a proyectos que trabajen con energías renovables.

Elegir vuelos directos es mejor que vuelos con escalas, ya que los aviones usan la mayor parte del combustible durante el despegue y el aterrizaje.

Es verdad que con ello no dejamos de utilizar el avión, pero aún así ¡es mejor que no hacer nada!

Eso sí, siempre que puedas será mejor opción viajar en tren, ya que produce menos contaminación ambiental.

Deja el menor impacto en el entorno que visites

A todos nos encanta viajar, pero debemos ser conscientes de que somos muchos los que vamos a visitar esos bonitos lugares que nos brinda el planeta, de modo que, como dice la frase “cuando viajes no dejes más que tus huellas, no tomes más que fotos y no te lleves más que recuerdos”.

Si ves plantas bonitas o especies extrañas, mejor déjalas en su sitio y, por supuesto, ¡vuelve a casa recogiendo todo lo que hayas llevado contigo!

Medios de transporte

Los medios de transporte más amigables con el medio ambiente son el tren y el autobús. De hecho, países como Francia han prohibido los vuelos domésticos de trayectos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren. El avión y los cruceros por el contrario son los que más contaminan.

En trayectos cortos la mejor opción es ir caminando, aunque también puedes optar por usar la bicicleta o, en último recurso, compartir un coche con más pasajeros. Con ello, no sólo reduces el coste de viajar, ¡lo cual está fenomenal! sino que de esta forma aprovechas el gasto de gasolina y disminuyes la huella ambiental. 

¡Contribuyamos entre todos a viajar sostenible!

Alojamiento sostenible

En este caso, antes de viajar hay que mirar bien qué nos ofrece el alojamiento en cuanto a sostenibilidad. Hoy en día hay muchos hoteles que dicen ser amigables con el medio ambiente, pero no explican cómo. Ten en cuenta que hay mucho “marketing verde” ahora en torno a la sostenibilidad, así que investiga un poco primero.

Algunas acciones ecofriendly que encuentras en este tipo de alojamiento sostenible son:

  • No utilizan envoltorios de plástico
  • Ahorran agua no lavando las sábanas o toallas todos los días
  • Utilizan luces led, tarjetas para activar la electricidad en las habitaciones o utilizan luces automáticas
  • Tienen electrodomésticos de eficiencia energética clase A
  • Reciclan
  • El menú del restaurante es de productos locales estacionales

Actividades y hábitos

Si estás buscando tours o actividades para realizar, asegúrate de que los guías sean locales. Si reservas a través de una compañía, comprueba que sea de las que respeten a sus trabajadores con buenas condiciones laborales.

Los llamados free tours son una forma bastante sostenible de viajar, ya que se realizan a pie.

Si te vas a bañar en el mar utiliza protector solar que no afecte al mar ni a los corales. Quizás desconozcas que hay cremas solares que están ocasionando el blanqueamiento de los corales y afectando a otras vidas marinas.

Y, si eres más de piscina, piensa que cuando te vayas a duchar el agua que utilizamos termina desembocando en el mar igualmente así que utilizar siempre un protector solar natural será siempre la mejor opción. 

Conciénciate del uso que haces del agua y no abuses del aire acondicionado ni la calefacción.

Y, al igual que haces en tu casa, no desperdicies comida si estás en un alojamiento con buffet libre. Y separa tus residuos para reciclar en el correspondiente contenedor.

La economía local

Si no quieres acabar viviendo en un mundo dominado por los grandes almacenes, marcas de ropa internacional, supermercados y franquicias de comidas, allá donde viajes y en tu propio lugar de residencia, apoya al pequeño comercio.

Puedes comer en pequeños restaurantes locales productos cultivados por ellos mismos o en su comunidad, ¡por no hablar de lo excitante que es probar cosas nuevas que no tienes en tu país o localidad! 

Otra opción es comprar la comida en los mercados de agricultores.

Compra artesanía en lugar de souvenirs y recuerda no regatear salvo que sea una costumbre local, con ello ayudarás a las comunidades locales.

Respeta a los animales

Para ser un viajero responsable también debemos evitar las actividades turísticas que usen animales como entretenimiento.

Ya sabemos que animales como el elefante, y algunos camellos o dromedarios son maltratados para que los turistas los puedan montar.

Del mismo modo, las lechuzas y búhos son expuestos a la luz del día para que los turistas se hagan fotos con ellos y, lamentablemente, acaban ciegos.

¡No apoyes estas malas prácticas y pásate al selfie bueno con animales en libertad y no usados como accesorio de una foto!

No compres productos realizados con animales como algún tipo de “souvenir” hecho por ejemplo con caparazones de tortuga u objetos hechos con marfil. Contribuyes a la caza furtiva y a la extinción de estos animales.

¿Tú también te apuntas a viajar sostenible?

Si has llegado hasta aquí, quizás te sientas un poco abrumado con tantos consejos. Aunque la verdad es que todas estas acciones son bastante sencillas. Pero no te agobies en querer realizarlas todas de golpe. Es más una cuestión de irnos adaptando poco a poco a nuevos hábitos.

Lo importante es concienciarnos cada día para ser más amigables y respetuosos con el planeta.

Cuéntanos esos viajes sostenibles que hayas realizado o qué acciones has llevado a cabo buscando minimizar tu impacto. Nos encantará leerte en los comentarios, así podrás inspirar y guiar a otros también.

Share this post

6 replies on “Cómo viajar de manera sostenible [Ser responsable]

  • Óscar Delgado Sánchez

    Me ha encantado el artículo. Y estoy totalmente a favor de todas estas buenas prácticas que proponéis en el artículo.
    En mi caso, practico senderismo siempre que puedo. Si bien es cierto que me desplazo en coche, procuro buscar transportes públicos para dirigirme al inicio de las rutas y sólo mover el coche para ir y volver a mi lugar de residencia. No siempre es fácil, pero si te informas bien, seguro que opciones hay.
    Y por supuesto, no dejo nada en la montaña que sea mío. Incluso suelo recoger basura que me encuentro por el camino.
    En nosotros está el poder cambiar las cosas. Nosotros necesitamos al planeta, pero el planeta a nosotros no. Si todos nos diésemos cuenta de esto, seguro que estaríamos a tiempo de preservar todo lo bello que tiene La Tierra.
    Gracias por este artículo.

    Responder
    • Bolsos Monai

      Gracias a ti Óscar por leernos y comentar el artículo, nos alegra saber que te ha gustado y que apoyas con tu ejemplo esas buenas prácticas, ojalá tod@s nos concienciásemos de esa manera. Un saludo!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

*Para cumplir con el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) 2018, de 25 de mayo le informamos que, Mónica Moratinos Díez NIF 71128793M C/Jara 10 1º 47009 Valladolid 644324707 info@bolsosmonai.es En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Bolsosmonai estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.
Bolsos Monai
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?